viernes , 19 enero 2018
Home » Noticias de Salud » 9 consejos para combatir el cansancio primaveral

9 consejos para combatir el cansancio primaveral

Con la emoción por la llegada de la primavera también vienen síntomas poco agradables que afectan a algunas personas, cuando inicia esta estación. Por ejemplo: fatiga, ya no puedes levantarte temprano con energía sino que sientes somnolencia en el día, imposibilidad para concentrarse, falta de apetito, poca libido, irritabilidad, aturdimiento, entre otros. Solemos escuchar que ya llegó la “depre de primavera”, y ya podemos experimentar sus síntomas. En este post te daremos a conocer en qué consiste y cómo afrontarla.

Este “cansancio primaveral” se puede identificar porque guarda semejanzas con los periodos es estrés laboral, o cuando se tiene una dieta desequilibrada. Dada la falta de basamento científico, los médicos considerar que este tipo de cansancio que, frecuentemente aparece con la entrada de la primavera, sea una enfermedad, y al no poder caracterizarla de esa manera no es posible indicar suplementos vitamínicos, pues serían inncesarios.

De hecho, el doctor Francisco Camaralles, miembro de la Sociedad Española de Medicina Familiar y Comunitaria (SEMFyC), se muestra escéptico ante la opinión de quienes creen identificar en el cansancio primaveral una enfermedad, y sostiene: “Cierto que uno puede sentirse decaído, pero en todo caso no se trataría de una enfermedad; como mucho, un trastorno temporal por el cambio de horario o el aumento de la temperatura”.

Pese a que los síntomas experimentados no se consideren como una patología, lo cierto es que sí inciden en la cotidianidad de las personas que los padecen, especialmente ante la necesidad del cuerpo por adaptarse al cambio en las horas con mayor claridad, los cambios de temperatura, presión y humedad en el ambiente.

Los ancianos y los niños parecen ser los más sensibles a estos cambios, entre la mayoría de la población, así como también se ven afectados aquellas personas que padecen de alergias. Pues, de acuerdo a los datos, dados a conocer por la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (SEAIC), entre un 20% y 25% de la población padecen de rinitis alérgica. Además, la inflamación que esta produce, suele generar un malestar general, irritabilidad y cambios en el sueño.

Cómo mejorar los síntomas de este cambio

La primera gran noticia es que eres más fuerte de lo que piensas, y pese a todos estos cambios aún así es posible mantenerse motivado y afrontar el cansancio primaveral. Esto, aunado a ciertos hábitos saludables, que incluyen seguir una dieta balanceada, hará posible que puedas afrontar los síntomas, sentirte fortalecido y que los síntomas sean menos evidentes. A continuación, te sugerimos seguir estos pasos:

  1. Cuida tu respiración, trata de mantener un ritmo de vida calmado para que sientas menos fatiga.
  2. Practica ejercicio físico moderado, por lo menos durante 30 minutos al día. Así lograrás producir más endorfinas. Trata que tus prácticas sean al aire libre, así podrás disfrutar del sol, asimilar el calcio y producir vitamina D.
  3. Mantén tus horarios fijos de descanso, y reserva las horas que necesitas para dormir, ya que esto te ayudará a mantenerte en equilibrio. De hecho, es recomendable que aumentes las horas de sueño, en el caso que no estés descansando lo necesario.
  4. Recuerda hidratarte constantemente, ya que ingerir agua será crucial para tu cuerpo.
  5. Consume de forma equilibrada los alimentos, así como también debes ingerir en variedad, la suficiente cantidad que pueda proveerte de vitaminas, minerales y los demás nutrientes que son necesarios para combatir el decaimiento durante esta época de primavera.
  6. Conserva una dieta rica en verduras, aprovecha la temporada para comer las verduras que te proporciona esta época, como la col, brócoli, berenjenas, alcachofas, entre otras; sin mencionar las frutas de la temporada como las deliciosas uvas, fresas y manzanas. Recuerda incorporar los cereales integrales, entre ellos el trigo, maíz, arroz, sin dejar por fuera las legumbres como las lentejas, los garbanzos y alubias, así como también debes consumir los frutos secos tales como: las nueces, avellanas, pistachos.
  7. Endulza tus platos, utiliza la miel para hacerlo, así como la jalea real, distribuida en pequeñas cantidades. Esto también te ayudará cuando te sientas cansancio, dado su alto contenido en vitaminas y minerales.
  8. Se recomienda que tomes un desayuno completo, el cual incluya frutas, lácteos, jamón cocido y cereales, con el fin de que puedas empezar el día con más energía. En la noche, recuerda tomar una cena ligera, fácil de digerir, acompañada de un paseo corto antes de ir a la cama.
  9. Recuerda cubrir tus necesidades de hierro, dado que al tener deficiencias de este podrías experimentar cansancio. Puedes consumirlo con alimentos que lo poseen, con fácil absorción, como el pescado y la carne.

Si conservas un estilo de vida saludable podrás afrontar la sensación de fatiga y decaimiento, de forma natural, y harás más fácil para tu organismo el proceso de adaptación a los cambios primaverales

Sobre el autor Edith

Prueba por aquí

Felicidad vs Placer, ¿Qué es Mejor?

Felicidad y placer no son lo mismo. Partiendo de este punto, deberíamos llegar a la conclusión …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
css.php CERRAR