Beneficios de Tomar Ajo con Miel en Ayunas

No existe ningún medicamento que trate tantos fenómenos al mismo tiempo y que además no presente ningún tipo de efecto secundario.

La razón por la que recomendamos que se tomen en ayunas es muy sencilla. El estómago está en este momento limpio y listo para comenzar a funcionar. Por ello, lo ideal es iniciar el día con algún preparado que predisponga al órgano para metabolizar los alimentos de la mejor manera.

Esto significa dos cosas: hacerlo de forma que no engordes, pero también para aprovechar al máximo los nutrientes y desechar las toxinas.

A continuación vamos a profundizar en los beneficios del ajo y la miel por separado, así como en sus beneficios si los combinas.

Por qué el ajo

Lo habitual es que lo usemos como condimento de nuestras comidas, con el único objetivo de darles sabor. Sin embargo, estamos desaprovechando sus virtudes.

Es bueno para la sangre.

Cuando llega al estómago, el ajo favorece la creación de los jugos gástricos. Estos son esenciales para la absorción correcta del hierro.

Además, es rico en minerales y vitaminas, por lo que al consumirlo, enriqueces tu sangre.

Por si esto fuera poco, reduce el colesterol y los triglicéridos, de manera que evita que esta se espese y permite que fluya con normalidad. Así, conseguimos prevenir los problemas cardiovasculares.

Cuida la piel.

El ajo es un potente antioxidante pero, además, regenera las células. Por tanto, conseguimos una piel lisa, tersa y libre de acné.

Todo ello sin necesidad de recurrir a las cremas industriales. La mayoría de ellas incluyen sustancias infamatorias que simulan acabar con las arrugas y que dañan nuestra epidermis a largo plazo.

Mejora las defensas.

Gracias al ajo nuestro sistema inmunitario se fortalece y con ello, nos armamos contra el ataque de bacterias y microbios.

Asimismo, es esencial que estén en buena forma para esquivar afecciones tan críticas como el cáncer. Es aquí donde se conjuga todo lo que hacemos para resguardarnos o para dejarnos a merced de cualquier ataque.

Por qué la miel en ayunas

Ayuda a bajar de peso.

Parece mentira, pero es así. A pesar de su dulzor, es muy saciante. Por tanto, si tomamos ajo con miel en ayunas, estaremos nutridos, al tiempo que sentiremos menos ansiedad por la comida.

En consecuencia, el estrés se reduce, por lo que el cortisol, una hormona que surge cuando estamos en este estado y que nos ayuda a acumular grasa, no aparece.

Actúa como antiinflamatorio.

Si tienes migrañas o dolores crónicos, incorpórala a tu dieta. Con ese sabor tan exquisito, conseguirás que estos se relajen. Notarás cómo cada vez necesitarás menos ibuprofeno u otros analgésicos. En este sentido, tu calidad de vida irá mejorando de manera paulatina, por lo que estarás en posición de dedicarle más tiempo al ocio, libre ya de dolores.

Fuente de energía.

Los días son muy largos. Las tareas se multiplican y cuesta llegar al final sin estar exhausto. Esta es la razón por la que mucha gente usa bebidas energéticas o azucaradas. Sin embargo, con el tiempo, las consecuencias de las mismas constituyen un perjuicio más que un beneficio. Por su parte, la miel te proporciona esa dosis extra de energía, sin efectos secundarios.

Cómo tomar ajo con miel en ayunas

Ingredientes

  • 12 dientes de ajo
  • 1 taza de miel (335 g)
  • Un frasco de cristal con tapadera

Elaboración

  • Pica los dientes de ajo en trozos muy pequeños. Incluso puedes triturarlos.
  • Vierte la miel dentro del recipiente.
  • Mezcla el ajo con la miel.
  • Cierra el bote y guárdalo en un lugar oscuro durante una semana.

Pasado el tiempo indicado, ya podrás tomar una cucharada de ajo con miel en ayunas para cuidarte como nunca.

We will be happy to hear your thoughts

Leave a reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
css.php